Miércoles, 26 Julio 2017

Fuentes de Chocolate

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy30
mod_vvisit_counterVisitas122235

Red Social


Siguenos en Facebook

Siguenos en Twenti

Contacta con messenger

NESTLE Y LINDT ACUSADOS POR EXPLOTACION DE NIÑOS

Noticias lamentables del mundo del chocolate

Escribió: Madeleine  //  Categorí­a: chocolate

Costa de Marfil en África, es uno de los mayores exportadores de cacao en el mundo (50% de la producción mundial). Pero sus trabajadores también resultan ser muy especiales: niños que son esclavizados para recolectar el cacao.

Debido a los bajos costos del cacao en estos dí­as, y a que no se gana mucho, los granjeros usan a los niños como esclavos para estas tareas, es triste, pero da mucho qué pensar, son más de 109 mil niños que son atraí­dos con comodidades y juguetes y cuando llegan a las granjas se encuentran con esclavitud y pobreza.

El primer mundo que está preocupado por el precio de la gasolina toma a diario chocolate y cacao en polvo que procede de la recolección hecha por miles de niños esclavos en Costa de Marfil, según una investigación hecha por el periodista Gallego enviado a la zona, Xaquí­n López.

Esta nación, en la actualidad, es el primer productor mundial de cacao y para ser competitiva esclaviza "desde hace unos 20 o 25 años" en sus plantaciones a niños, que proceden de su vecino Bení­n y fueron comprados por traficantes benineses, porque en esta pesadilla son los "benineses los que trafican con los propios benineses", apuntó López en una entrevista con EFE.

Este fenómeno junto con el del tráfico de niños también de Bení­n y en régimen de esclavitud en la extracción de arena en canteras de la selva y del fondo del rí­o Ogun para la construcción de la capital financiera nigeriana, Lagos es relatado por López, reportero de la cadena de televisión española TVE, en su libro "Las fronteras se cruzan de noche" (2008).

Bení­n es uno de los paí­ses más pobres del mundo, que tras conseguir la independencia de los franceses en 1960 se sumergió en un régimen comunista y ahora desde hace dos años está gobernado por el presidente Boni Yayi, que "es un tecnócrata con la cabeza bien amueblada", señaló López.

Este mandatario lucha contra el analfabetismo, la miseria y el tráfico de miles de niños benineses que trabajan de sol a sol, comen ratas fritas, duermen en medio de las plantaciones o la selva, contraen enfermedades mortales, es decir, sobreviven en un régimen de esclavitud permitido, a su juicio, en Nigeria y Costa de Marfil.

Mientras "a nivel polí­tico y diplomático hay un desinterés por el tema", salvo las ONGS que operan en la zona y la "Embajada de Alemania en Costa de Marfil, que tiene un programa de sensibilización", señaló López, nadie toma cartas en el asunto.

Por lo que este relato narrado en primera persona por este reportero especializado en ífrica quiere "denunciar la situación que se está viviendo en Bení­n, que es un paí­s olvidado y que tiene un gran tráfico de niños". Esta investigación de Xaquí­n López (Chantada, Lugo, 1962) que comenzó con un reportaje en julio de 2005 y se prolongó hasta marzo de este año se podrí­a resumir en palabras del autor:  "Lo que he visto en Bení­n no lo he visto en ningún otro lado".

En este proceso de venta del niño esclavo, que está "institucionalizado" en Bení­n, es "fundamental la figura del clan" formado por familiares y jefes del poblado que decide "qué niño va a ser esclavizado o traficado", aunque "la madre normalmente se opone, pero no puede hacer nada".

Así­, los niños son vendidos por "10 euros, 15 euros, depende de si el niño es fuerte, de si el niño tiene 8 años y no está desarrollado". Además, no hay lí­mites con "los que se convierten en esclavos meses antes de las dos cosechas de cacao" del año: "La de octubre y la de marzo".

Al esclavo antes de salir del poblado se le engaña: "Te vas a ir a una vida mejor y este señor se va a encargar de ti", y se evita que el niño vea la transacción monetaria entre el traficante y el padre, "porque añadió incluso puede llegar a denunciar que el padre le ha vendido".

"Lo asombroso es la normalidad y la impunidad" con la que se lleva a cabo el tráfico de estos niños, "que es bastante cotidiano" y en el que "los policí­as aceptan sobornos" y el traficante es "una persona respetada dentro del entorno" de la familia, matizó López. 

De ahí­ que Bení­n, rodeado por "los dos paí­ses más ricos de la región" Nigeria, por el petróleo, y Costa de Marfil, por ser el "paraí­so de la agricultura en el Golfo de Guinea", atraiga a inmigrantes y a todo tipo de traficantes y comerciantes y así­ la macrociudad de Lagos crezca a marchas forzadas y el chocolate sea fruto de la esclavitud en pleno siglo XXI.

Una de las principales compañí­as que compra este cacao es la Empresa Nestlé y Lindt, así­ que cada vez que compremos uno de sus productos, preguntémonos si queremos seguir contribuyendo a la esclavitud infantil que se vive en Africa.

En otra nota relacionada con el chocolate, el "Willy Wonka" del chocolate ultra fino en Inglaterra, Willie Harcourt-Cooze, después de comprar una extensión de terreno con 10 mil árboles de cacao en Venezuela está preocupado porque Hugo Chávez está investigándolo. Y todo porque se le hace muy raro cómo obtuvo estas tierras. Pues porque las compró!!! en fin.

De esas tierras, de donde el cacao se exporta a Inglaterra, se produce el más fino y caro chocolate del mundo. ¿Se imaginan? a lo mejor se deja de producir por culpa de Chávez.....



El coraje de Chávez es que se está exportando el cacao y el chocolate se fabrica en Inglaterra, y eso no puede ser posible a sus ojos, el cacao según él se debe procesar y distribuir desde Venezuela, pero ya elaborado como producto final.