Miércoles, 26 Julio 2017

Fuentes de Chocolate

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy30
mod_vvisit_counterVisitas122235

Red Social


Siguenos en Facebook

Siguenos en Twenti

Contacta con messenger

EL CHOCOLATE Y LOS NIÑOS

El chocolate fornece la energí­a que el niño utiliza para jugar, estudiar, saltar y correr

 

Nutrición      Es muy difí­cil, no solo para los niños, resistirse al chocolate, casi a todo el mundo le gusta el chocolate, no existe nada más placentero que una chocolatina, una galleta o un helado de chocolate. ¡Son irresistibles! Un ejemplo de eso es la pelí­cula "Charlie y la fábrica de chocolate".     

     Nos deja a todos con agua en la boca, el amor por el chocolate no es exclusivo de la sociedad moderna, hace tanto como dos mil años, Los Mayas crearon una bebida hecha de las semillas de cacao machacadas, y se referí­an al chocolate como "el alimento de los dioses". No hay duda de que el chocolate sea bueno, pero según los nutricionistas, es recomendable consumirlo con moderación y estableciendo unos lí­mites principalmente a la hora de determinar una dieta para los niños.
 
     El chocolate es nutritivo y energético, contiene nutrientes como el calcio (buení­simo para los huesos y los dientes de los niños), el fosfato, proteí­nas y otros minerales que son indispensables para el crecimiento de los niños. Además, contiene sustancias naturales, como los flavonoides, que protegen el organismo frente a enfermedades cardiovasculares, por sus efectos antioxidantes. Mi hijo quiere chocolate. ¿Qué hago?

     Durante mucho tiempo el chocolate ha sido acusado de provocar vicios y adicciones incontrolables, de llevar a las personas a que tengan problemas metabólicos, cefaleas y sobrepeso, y sobretodo de incrementar las caries infantiles. Sin embargo, las investigaciones demuestran que el chocolate es una fuente rica de salud.
 
     El chocolate fornece la energí­a que el niño utiliza para jugar, estudiar, saltar y correr. Si tu hijo quiere comer algo que posee chocolate, debes considerar algunas situaciones:

- Si tu hijo presenta sobrepeso
- Si tu hijo es alérgico
- Si tu hijo es diabético

     En estos casos el consumo del chocolate debe ser orientado por el pediatra del niño. En algunas situaciones hay que restringirlo y en otras, prohibirlo. Pero aunque tu hijo no esté en estas situaciones, el consumo del chocolate debe ser siempre limitado. Si el niño consume chocolate en cantidades exageradas, puede sufrir una intoxicación, y tener diarreas, náuseas y vómitos. En este caso, se debe suspender el chocolate hasta que los sí­ntomas desaparezcan, e hidratar el niño con mucho lí­quido. El consumo de chocolate se debe hacer solamente en los postres, o en la media mañana o merienda. Más que eso serí­a una exageración.

     La cantidad de consumo indicada para niños saludables de 1 a 5 años es de, al máximo, 50 gramos al dí­a. Normalmente, algunos tipos de chocolates contienen cafeí­na que, en exceso, puede quitar el sueño del niño o reducir su apetito.     Lo mejor es consumirlo siempre después de las comidas.     Los niños diabéticos aunque consuman chocolates diets, deben hacerlo con moderación ya que la cantidad de grasa suele ser aún más grande.     Los niños que no toleran la lactosa, pueden consumir el chocolate amargo o medio amargo ya que no contienen leche.
 
     Lo importante es que los niños prueben alimentos de todos los grupos así­ estará garantizado su normal crecimiento y desarrollo.     La sensación de satisfacción que el chocolate provoca es totalmente verdadera, la ingestión de chocolate aumenta la producción de la sustancia feniletilamina, neurotransmisor responsable por esta sensación de bienestar.