Miércoles, 26 Julio 2017

Fuentes de Chocolate

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy30
mod_vvisit_counterVisitas122235

Red Social


Siguenos en Facebook

Siguenos en Twenti

Contacta con messenger

LA AUTENTICA CASCADA GIGANTE DE CHOCOLATE

                  La fuente de chocolate más grande del mundo

     Que el chocolate es uno de los mayores placeres del mundo es algo más o menos aceptado por todos, y esta pasión a veces se cuela en los lugares y tradiciones más inesperados, incluso adoptando formas frí­volas.

     Por ejemplo, una de las últimas modas en celebraciones nupciales es instalar una fuente de chocolate, corriendo el riesgo incluso de eclipsar a los novios por lo espectacular de la instalación: chocolate lí­quido manando de una cascada de varias alturas, en el que sumergir frutas, galletas e infinidad de variedades de complementos alimenticios hacen que estas sean realmente un espectaculo a los cinco sentidos.

     Existen mini fuentes domesticas para usos más cotidianos, estas fuentes se venden a pequeña escala y por algo menos de 90 euros. Un lujo discreto, y asequible pero difí­cil de encontrarlas ya que no todo los comercios las pueden suministrar.

     Para conocer el otro extremo de este curioso mundo tendrí­amos que desplazarnos muchos kilómetros, concretamente hasta Las Vegas, capital mundial del juego en casinos.     Allí­, en el Casino Bellagio, se encuentra uno de los sistemas de fuentes de chocolate más espectaculares del mundo, mil veces inmortalizado por el cine (en la escena final de Ocean's Eleven, por ejemplo).

     Aprovechando esta fama, hace no mucho la dirección del Bellagio decidió instalar también la fuente de chocolate más grande del mundo, el resultado fue magní­fico tras año y medio de diseño el estudio de Jean Philippe Maury and Norwood y Antonia Oliver creó una pequeña obra maestra de ingenierí­a de 27 pies de alto, por la que circulan más de 2100 libras de derretidos chocolates de todo tipo: negro, con leche y blanco.

     Las dispares densidades de los distintos chocolates, cayendo por una alambicada y elegante estructura de cristal, producen un efecto espectacular que activa las papilas gustativas y a la que sólo se le puede sacar un pero:

                                            ¡¡¡ ES IMPOSIBLE PICOTEAR!!!